Peatones

Desde la aparición del automóvil, la movilidad del peatón se ha reducido considerablemente en favor de los medios de transporte mecánicos. El peatón medio recorre hoy en día una distancia media diaria de no más de 10 km. No obstante, los peatones, como usuarios vulnerables, es decir, sin carrocería y por tanto más susceptibles de sufrir impactos y colisiones, están especialmente expuestos al riesgo de accidentes.

Las principales categorías de peatones afectados por los accidentes son las personas de 75 años o más, en zonas urbanas y durante el día, y los peatones de 18 a 44 años, por la noche, en vías fuera de las zonas urbanizadas y en autopistas. En las zonas urbanizadas, los accidentes de peatones se producen principalmente durante el día (71% de las muertes), mientras que fuera de las zonas urbanizadas, los accidentes se producen principalmente por la noche (70% de las muertes en las carreteras fuera de las zonas urbanizadas y 80% de las muertes en las autopistas). Dado que la población mayor de 65 años aumenta cada año, las previsiones de accidentes de esta categoría de usuarios suponen ahora un verdadero reto para la salud pública, sobre todo si se tiene en cuenta que las personas mayores representan la mayor proporción de peatones.

Los niños (0-13 años) y los adolescentes (14-17 años), como peatones, también se ven muy afectados por este tipo de accidentes. En tres cuartas partes de los casos, el accidente se produce a menos de 500 metros del centro escolar y en un entorno utilizado a diario por la víctima.

jóvenes peatones